Kathrine Virginia Switzer: La pionera del atletismo

“Ninguna mujer puede correr un maratón” advertía Arnie un entrenador de atletismo a una joven universitaria. Pero, ella se negó a creerlo. Estaba dispuesta a conseguirlo y demostrar al mundo que una mujer podría correr un maratón. “Venga, tengo un plan, un entrenador, y un objetivo: correr el maratón de Boston. Y vamos a hacerlo”, fue su respuesta. Y así, comenzó a cambiar la historia del atletismo femenino. Ella se llamaba Kathrine Virginia Switzer.

Nació el 5 de enero de 1947 en Bamberg en la República Federal de Alemania. A los dos años de edad se trasladó a Virginia, donde vivió durante su juventud. Estudió el George Marshall High School de Fairfax y se incorporó en la Universidad de Syracuse.

Aficionada a correr gracias a su padre, que la animó desde que era una niña, comenzó atletismo en el equipo de su universidad, donde entrenaba con los chicos. Su entrenador empezó a hablarle de la maratón y ella decidió que quería participar en una, pese a que en aquel entonces, las mujeres no participaban en ellas.

Fue la primera mujer en correr un maratón con dorsal, a pesar de todos los inconvenientes de su tiempo. En esa época ninguna mujer había corrido de manera oficial un maratón ya que muchos médicos o expertos de la salud consideraban que la distancia de 42,195 kilómetros podría ser “perjudicial para las mujeres”.

Lo hizo en la Maratón de Boston en 1967, después de lograr inscribirse como KV Switzer, y salir de la meta con el dorsal 261.

Tengo que terminar esta carrera, así sea sobre mis manos y mis pies, porque si no la termino nadie creerá que las mujeres pueden hacer esto, que las mujeres deben estar aquí. Cuando la terminé, sentí que tenía un plan de vida, una meta, un propósito para cumplir. Me sentí plena también porque corrí mi primera maratón bajo las circunstancias más difíciles, y después de eso nada más sería tan duro.” Alegaba Switzer

Una respuesta a “Kathrine Virginia Switzer: La pionera del atletismo”

Deja un comentario