“Caminante, no hay camino.”: relato de poesía y deporte.

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”

Tal día como hoy hace 78 años fallecía en Collioure (Francia) Antonio Machado, uno de los poetas españoles más ilustres del siglo XX.

Desde patrociniodeportivo.com no queríamos desperdiciar la ocasión para realizar un pequeño homenaje al poeta.

Fotografía de Antonio Machado

Antonio Machado es el miembro más joven de la Generación del 98, y como tal, es contemplativo y soñador. Callado, retraído, acongojado ante el paso inexorable del tiempo y preocupado por el destino de España.

Unamuno lo describe así: “El hombre más descuidado de cuerpo y más limpio de alma de cuantos conozco”.

Admirador de Bécquer, al que llamó “poeta lírico, sin retórica”, su romanticismo está imbuido por el escepticismo y el desengaño, persiguiendo una actitud de paz y olvido. Sus fuentes de inspiración son: el amor, el dolor, la guerra, la fugacidad de la existencia y la preocupación por su querida España.

Existen diferentes formas de relacionar el deporte y la poesía, una de ellas se encuentra en Cercedilla: el mirador de los poetas.

Una de las tantas rutas de senderismo que se encuentran en la sierra madrileña, lugar emblemático y conservado. Situado en Cercedilla, en el Valle de la Fuenfría.

El itinerario atraviesa el Puente del Descalzo y la denominada Calzada Romana para llegar a la pradera de Los Corralillos, junto a la que está la Carretera de la República.

Pero, quién y por  qué se inició la idea de aunar naturaleza y poesía. En 1984, un año después de fallecer Vicente Aleixandre, dos grandes guadarramistas, Juan Vielva y Antonio Sáenz de Miera promovieron la idea de erigir el monumento al poeta, bajo la inspiración y el propósito de llamar la atención sobre la riqueza de la sierra de Guadarrama y la necesidad de su protección.

Versos grabados en las rocas, eternos en el tiempo. Un lugar tranquilo para realizar ejercicio físico y, a la vez, deleitarnos con poesía. Cuidando cuerpo y alma.